Moonchild

Woman covered in Moonchild Silk

Creamos Moonchild en agradecimiento a todos los seres vivos y a la verdadera artesanía, para ofrecer al durmiente sofisticado una experiencia diferente a cualquier otra del mercado.


Nuestros artículos de descanso sostenibles y lujosos se fabrican a mano en Alemania y están hechos de seda Peace Silk, libre de crueldad, que protege la metamorfosis de gusano de seda a mariposa
Lo que creemos

Nos propusimos crear tejidos de seda seguros y conscientes para ampliar una parte infravalorada de nuestras ajetreadas vidas: el sueño tranquilo y reparador. Nuestros tejidos son ecológicos y nuestras moreras se cultivan sin pesticidas tóxicos, fertilizantes ni OMG, que pueden ser inseguros para el medio ambiente, los agricultores, los productores de ropa y también para nosotros, los consumidores. La exposición a los pesticidas está relacionada con una serie de problemas de salud, desde dolores de cabeza a enfermedades crónicas, cáncer, daños reproductivos y alteraciones endocrinas. La seda y el algodón ecológicos son una opción saludable y ecológica para nosotros y el mundo en el que vivimos.

Cómo lo hacemos

Toda la cadena de suministro de Moonchild es lo más limpia y responsable que podemos conseguir. Obtenemos nuestro tejido directamente del productor. Trabajamos con pequeñas fábricas y costureras que producen para las principales marcas de alta costura. Esto permite un claro control y conocimiento de nuestra cadena de suministro y garantiza una gran calidad y durabilidad, lo que supone otra ganancia para la sostenibilidad. Un enfoque centrado en el consumidor nos permite omitir los márgenes tradicionales de la industria y ofrecer una alta calidad a costes competitivos.

Moonchild sigue un planteamiento de bajo impacto y sin residuos: un proceso de patronaje específico nos permite utilizar todo nuestro valioso tejido, a diferencia de la producción industrial, en la que un tercio va a parar a los vertederos como recortes no utilizados. Nuestras colecciones de color se tiñen en Europa con colores no tóxicos certificados por Oeko-tex. El acabado textil de nuestra seda se realiza con aceites orgánicos y el de nuestro algodón mercerizado con un proceso sostenible de bucle cerrado.

Por qué lo hacemos

Nuestros tejidos son 100% naturales y biodegradables. Nos abstenemos de los tejidos de mezcla de poliéster, que apenas pueden reciclarse. Nuestros tejidos están libres de toxinas y cuentan con la certificación GOTS. Su origen puede rastrearse hasta la fuente y proceden de productores que garantizan unas condiciones de trabajo justas y reguladas.

Todos los detalles se elaboran a mano. Nuestros productos se elaboran a mano para conseguir un aspecto único. Nuestra seda Peace, libre de crueldad, es una auténtica joya tejida a mano, lo que aumenta su carácter ya único. Así conseguimos un producto limpio y honesto en el que podemos descansar con la conciencia tranquila, porque las chicas bien descansadas son las más guapas.